¿Qué aporta el blog a la comunicación corporativa?

Publicado por el 21 , Marzo, 2017, en BLOGGING, Sin comentarios

Este año se cumplen 23 años desde el nacimiento del primer blog. Mucho ha llovido desde entonces; los blogs actuales poco tienen que ver en tecnología, estilo, diseño y usabilidad con sus antecesores. Y, sin embargo, pese al paso del tiempo, el blog sigue estando de plena actualidad.

Hoy en día, hay blogs que marcan tendencia internacional en moda, shopping o gastronomía, generan influyentes corrientes de opinión, promueven movimientos sociales capaces de cambiar gobiernos o difunden noticias con la fuerza de un medio de comunicación masiva.

En el terreno de la comunicación corporativa y digital, el blog también ha ganado peso y relevancia, hasta convertirse en el eje central de la estrategia de comunicación corporativa. El blog corporativo constituye actualmente el epicentro de la difusión de información desde una compañía, lidera su ecosistema de medios propios y es el primer foco de atracción de tráfico digital.

Por su versatilidad, facilidad de gestión y alcance, el blog ha relegado a un segundo plano a otros formatos tradicionales como las revistas corporativas, los brandbooks, los catálogos y los infocomunicados. De hecho, hay quien apunta al blog como sustituto al tradicional envío de notas de prensa, cada vez más complejas de gestionar, o como principal canal de atención al cliente, como de hecho, ya sucede en el blog de algunos de nuestros clientes.

¿Qué nos aporta un blog corporativo?

Está claro que el blog aporta innumerables beneficios a la comunicación corporativa de una compañía. Evidentemente, estos variarán según los objetivos para los cuáles haya sido creado y al tipo de explotación que realicemos. Sin embargo, de forma general y a modo resumen, podemos decir que un blog nos aporta:

1. Identidad de marca

Aunque normalmente valores y cultura corporativa suelen reflejarse en el website corporativo, el blog nos permite darlos a conocer, contextualizarlos y popularizarlos a través de posts que expresen la identidad de la marca. Además, el blog alinea los diferentes mensajes de la marca, ya que desde él podemos hablar e integrar todas las acciones de comunicación de la compañía (publicidad, promociones, eventos, comunicados, vídeos….).

2. Prescripción de servicios y productos

El blog nos permite profundizar en nuestro catálogo de productos y servicios, dando a conocer sus ventajas competitivas, nuevos lanzamientos y colecciones, bancos de prueba, funcionalidades, características, comparativas frente a la competencia… En resumen, un sinfín de oportunidades de poner en valor aquello que comercializamos y nuestro expertise profesional. El blog es el principal prescriptor para la venta online y condiciona al 49% de los cyberbuyers.

3. Posicionamiento en buscadores (SEO)

El blog es una de las plataformas más útiles para mejorar el SEO orgánico de la marca, especialmente si está desarrollado en WordPress, cuya estructura y funcionalidad favorece especialmente el posicionado; el 60% de las webs con CMS en el mundo utilizan actualmente esta tecnología.

Además, al posicionar el blog en sí como una plataforma independiente del website, introducimos una referencia nuestra nueva en primera página de búsquedas, relegando a posiciones inferiores a otras plataformas que escapan a nuestro control – como noticias, foros y blogs ajenos – y que suponen un riesgo para nuestra reputación online.

4. Generación de tráfico

Dentro de las opciones de medios propios para la distribución de contenidos, blog y redes sociales son las que nos facilitan un mayor volumen de visitas e impresiones, sobre una audiencia afín a nuestra marca. De hecho, el blog es una potente fuente de generación de tráfico hacia nuestro website corporativo, al enlazar con sus contenidos.

Las posibilidades de interacción con otras plataformas y acciones cruzadas (link building, influencers, guest blogging, redes sociales) pueden ayudarnos en esta labor de reclutar tráfico incremental.

5. Huella digital

El blog es una pieza clave en la construcción del footprint digital; su carácter dinámico y estilo directo se complementan perfectamente con el del website corporativo, por definición más estático y con un lenguaje y contenido puramente corporate.

Gracias al blog corporativo, ampliamos significativamente la oferta de contenidos digitales con las que puede encontrarse un usuario interesado en nuestra marca. Además, nos permite difundir contenidos y noticias que, por su carácter efímero, difícilmente podrían tener cabida en otras plataformas corporativas.

6. Creación de Comunidad

Desde el blog, podemos generar y canalizar una comunidad de seguidores fieles a nuestra marca. Algunos elementos que nos ayudarán en este sentido son las subscripciones a RSS y newsletters, los botones de enlace a nuestros perfiles en redes sociales y el propio contenido del blog; una frecuencia de publicación con una periodicidad constante nos ayudará a construir una audiencia cautiva y recurrente. Si acostumbramos a nuestros lectores a que todos los martes nuestra marca lanza un nuevo post, por ejemplo, llegará un momento que estarán expectantes a su publicación.

Pero, para ello, debemos prestar especial foco en aportar valor a nuestra audiencia a través de la generación de contenidos pensados en sus intereses y que respondan a sus necesidades y expectativas de información, educación, inspiración y entretenimiento; puro brandtelling. Otro punto importante es adecuar nuestro tono y lenguaje al de nuestra audiencia (algo más difícil de modular en soportes estáticos como el website). Por lo general, el blog suele adoptar un estilo más informal, lo que lo hace más atractivo.

7. Atención a cliente

Conforme construyamos nuestra comunidad de seguidores, el blog ganará peso como canal de atención al cliente. Una de las temáticas más frecuentes en un blog es todo lo relacionado con los servicios y productos que la compañía ofrece. Estos posts pueden dar pie a dudas, sugerencias o consultas por parte de nuestros clientes relacionadas con el tema del que hemos hablado. Es importante que estas dudas afloren y nos sean transmitidas, ya que, al solventarlas y explicarlas, estaremos eliminando barreras y frenos entre nuestro público potencial.

Para ello, conviene que en nuestro calendario editorial programemos publicaciones que regularmente toquen cada una de nuestras principales líneas de servicio. Por descontado, es fundamental que integremos siempre la opción de recibir comentarios en cada post y hacer un seguimiento diario de las consultas recibidas para su inmediata respuesta. En La Redacción, tratamos de animar a nuestros clientes para que todas las dudas recibidas tengan respuesta en un plazo no superior a 48 horas, algo que los visitantes al blog valoran muy positivamente y ayuda a mejorar la reputación de la bitácora hasta fijarla como referente en su materia.

Etiquetas:

, , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies