La era de la distracción: ¿Cómo llegar al consumidor?

Publicado por el 31 , octubre, 2018, en BRANDOMINERS,PUBLICIDAD, Sin comentarios

Toc, toc. ¿Hay alguien ahí o andas distraído entre la multitud de estímulos que te bombardean a diario? Ser consumidor no es nada fácil porque muchas veces no sabemos a qué atender, vivimos en la era de la distracción en la que no nos da tiempo para aburrirnos.  Por eso los anunciantes tienen un trabajo arduo para conseguir llamar la atención entre tanto impacto publicitario. En un contexto donde el interés de los usuarios está completamente fragmentado, ¿qué tienen que hacer los anunciantes para destacar?

Si hacemos un repaso de un día cualquiera, desde que nos levantamos por la mañana y consultamos nuestro periódico digital de referencia o repasamos las nuevas publicaciones de Instagram, hasta que nos vamos a la cama de nuevo cuando ha terminado nuestra serie favorita en televisión, los mensajes informativos y anuncios que han llegado a nosotros se pueden contar en cientos. En estas circunstancias, que tire la primera piedra quien sea capaz de recordar alguna marca que haya visto en un anuncio recientemente…

A esto debemos sumar un cambio en el comportamiento de los consumidores que les lleva a obviar la publicidad en pro del contenido que realmente les interesa. En la actualidad es bastante habitual recurrir a ciertas plataformas de pago como Netflix o HBO para ver series o películas sin la invasión de los anuncios, navegar por Internet con un bloqueador de publicidad instalado o saltar el reclamo de un producto que aparece antes de un vídeo. Por ello, toca ingeniárselas más que nunca para captar al público.

Pero… ¿cuál es la clave?

Es curioso cómo en una era hiperconectada en la que, en teoría, sería más fácil llegar al consumidor, los anunciantes se encuentran con problemas para captar la atención de sus targets. Y no es extraño, porque hay tanta información y tantos estímulos que nuestra atención es un bien muy apreciado y no se la regalamos a cualquiera. No sé si sería muy pretencioso hablar de claves o soluciones, pero sí hay unas pautas que pueden ayudar a conectar con el consumidor en esta era de la distracción.

Jugar con el misterio

La curiosidad mató al gato… y todos nosotros somos “muy gatos”. La curiosidad nos puede… Por eso, una técnica bastante eficaz consiste en apelar directamente a este instinto. Para ello, el anuncio de una marca puede contener información incompleta, sugerencias, preguntas retóricas o cualquier otro recurso que despierte la curiosidad del consumidor. El objetivo es jugar con el misterio para que el target se interese y la información que queremos trasladar no pase desapercibida. ¡Un gran recurso!

Apostar por lo nuevo

Seguiremos con las frases hechas… ¿o no habéis oído mil veces sentirse como niña con zapatos nuevos? Las expresiones están sacadas de nuestra forma de actuar ante ciertas situaciones y los usuarios sentimos una especial debilidad por todo aquello que desprende aires de novedad y exclusividad. El atractivo que genera un producto o servicio nuevo o renovado es un gancho perfecto para atraer la atención.

Un ejemplo muy exitoso de aplicación de estas dos primeras claves son las presentaciones de los Iphones de Apple. Siempre hay un halo de misterio por saber qué nuevas prestaciones traerá la estrella de los smartphones. Pero a la vez trabajan muy bien la comunicación de exclusividad e innovación a la audiencia cuando presentan un nuevo aparato (aunque los cambios con la anterior versión sean mínimos…) Es la cuadratura del círculo.

Presentar hechos demostrables y objetivos

Las palabras se las lleva el viento… Por ello, el consumidor recepcionará mejor el mensaje si demostramos que nuestro producto funciona. Por supuesto, la presentación de hechos han de ser demostrables y objetivos. Además, la confianza que se transmite con este tipo de comunicación también ayuda en el proceso de fidelización de los clientes. ¿Y qué podemos desear más que un cliente fiel que prescriba nuestra marca?

Repetir, repetir y repetir

La letra con sangre entra. Sí, aunque la expresión parezca un poco “gore”. Si se cuenta con el presupuesto suficiente, un anuncio que se repita varias veces a lo largo del día en diferentes medios tiene grandes posibilidades de ser recordado. Aunque con esta opción se corre el riesgo de causar rechazo, para minimizar esta consecuencia es fundamental elegir los formatos más adecuados de acuerdo al público objetivo.

La creatividad como fórmula imbatible

¡La creatividad al poder! Aunque los tiempos cambian, la creatividad sigue siendo todopoderosa. Nada mejor para llamar la atención de los usuarios que un mensaje que se salga de la norma, que arroje luz entre tanto gris, que incite a recordarlo y que genere comentarios entre el público.

Actualmente, las marcas tienen a su disposición una excelente oportunidad para conectar con los consumidores de una forma más directa gracias a los múltiples medios y formatos publicitarios. Sin embargo, es necesario adaptarse al nuevo paradigma de comunicación para alcanzar a la audiencia en el momento correcto y con el mensaje más llamativo. ¡Adaptarse o morir!

Etiquetas:

, , , ,

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento. Aviso legal y política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies