¿Qué es la tasa de rebote y cómo mejorarla?

Publicado por el 29 , mayo, 2019, en Sin categoría, Sin comentarios

En el siguiente post, vamos a profundizar sobre la tasa de rebote, una de las métricas para conocer parte del comportamiento de los usuarios y definir mejor nuestra estrategia de contenidos.

¿Qué es la Tasa de Rebote de una Página Web?

La tasa de rebote nos muestra cómo el usuario esta interactuando con la web. “Rebotar” de una web es salir antes de realizar acción alguna. En otras palabras, echar un vistazo, ver que no te interesa e irte sin más.

Sin embargo, esto no siempre es una señal de que la página no lo esta haciendo bien.

Cómo se calcula la tasa de rebote

Se trata de una formula bastante sencilla que puede ser resumida en una simple ecuación:

El número de usuarios que abandona la web sin realizar ninguna interacción, dividida por el total de usuarios de la web.

Por ejemplo, si 35 usuarios dejan la web sin interacción alguna, y hemos tenido 100 usuarios en total, la tasa de rebote será de un 35%.

Hay unas cuantas maneras en las que un usuario puede “Rebotar” de tu web.

  • Clicando un enlace a otra web
  • Clicando la flecha de retroceso del navegador a la página anterior
  • Cambiar de web desde la barra de navegación
  • Cerrando la ventana del navegador o pestaña

Otra forma de considerar a un usuario como “rebote” es cuando deja de interactuar completamente y la sesión finaliza. Una sesión se contabiliza como finalizada cuando pasan 30 minutos sin acción alguna. Cualquier acción posterior será considerada como una nueva sesión.

Tasa de Rebote Vs Tasa de salida

Los conceptos tasa de rebote y tasa de salida son a menudo erróneamente tomados por sinónimos, o que proporcionan la misma información. Este fallo puede llevarnos a errores en el análisis de esta información y a una toma de decisiones incorrecta.

Aun así, se entiende la confusión, ya que ambos conceptos miden aspectos muy similares, el comportamiento de los usuarios relacionados con la salida que hacen de nuestra web. Para diferenciar ambos términos, necesitamos entender qué mide realmente cada uno de ellos.

La tasa de rebote mide el porcentaje de usuarios que dejan una web antes de interactuar con esta de alguna forma.

La tasa de salida revela el porcentaje usuarios que dejan la web después de ver una página en particular. Desde qué página del sitio se van. Esto nos sirve para poder ver en qué parte de nuestro site, el usuario decide abandonarlo.

En otras palabras, todos los rebotes son salidas, pero no todas las salidas son rebotes

Por ejemplo, imaginemos una web que tiene 3 páginas con los nombres a, b y c. Y que durante la semana obtiene la siguiente interacción:

  • Lunes – páginas visitadas b, c y a
  • Martes – páginas visitadas a
  • Miércoles – páginas visitadas a, c y b
  • Jueves – páginas visitadas a
  • Viernes – páginas visitadas a, b y c

Conclusiones:

  • La página “a” tiene una tasa de rebote del 40% y de salida del 60%
  • La página “b” tiene una tasa de rebote del 0% y de salida del 20%
  • La página “c” tiene una tasa de rebote del 0% y de salida del 20%

Una tasa de salida alta en según que páginas puede ser una buena señal. Por ejemplo, dentro de una tienda online, si dejas una página después de completar el proceso de pago es un buen indicativo de que la mayor parte de los usuarios realizaron correctamente la transacción.

Cuál sería la Tasa normal de Rebote

Definir una tasa “normal” de rebote es muy complejo. Esto se debe a que una tasa de rebote considerada alta para una web, puede considerarse baja para otra. Cada caso será estudiado en función de la industria de la que se trate y el objetivo de la web. Incluso hay casos en los que una alta tasa de rebote sea positiva para su propósito.

La tasa de rebote puede ofrecernos datos sobre el comportamiento del usuario y el rendimiento de nuestra web, aun así, es muy importante combinarla con otras métricas para entender realmente el comportamiento del usuario.

OK, y ¿una Tasa de Rebote saludable?

El Término tasa de rebote saludable suena más realista, un objetivo de entre 20 y 50% puede considerarse adecuado, aun así, podría resultar una lectura del comportamiento un tanto insustancial.

Lo que podríamos considerar una buena tasa de rebote para una landing page de e-commerce, puede resultar alta para otro tipo de webs, como diccionarios online, blog, etc.

En las webs de e-commerce la gente tiende a navegar externamente y puede considerarse normal que reboten de tu web para realizar comparativas de precios o características, lo que aun así puede originar futuras ventas, en este caso habría que contrastar la información con datos de venta o conversiones.

Algunas webs están diseñadas en una sola página sin opción de interactuar (todo el contenido en la home va cargando a medida que se hace scroll). En este caso es imposible saber cuál sería una mala tasa de rebote ya que el diseño en sí hace que se permanezca siempre en el mismo punto. En estos casos nos pueden ayudar otras métricas como el tiempo de permanencia.

Como comprobar la Tasa de Rebote de tu web

Una vez definida la tasa de rebote ideal para el proyecto, el siguiente paso es encontrar los datos. Para ello debes dirigirte a Google Analytics,

Una vez dentro de la cuenta de Analytics, seleccionamos “Audiencia” > “Visión General”. A partir de aquí deberás elegir si quieres leer los datos de rebote para toda la web o por páginas individualmente.

Para ver la gráfica de rebote de toda la web simplemente haz clic en la métrica “Porcentaje de rebote”. Además, podrás seleccionar el periodo de tiempo que deseas analizar gracias al calendario que encontrarás en la esquina superior derecha de la pantalla.

Para ver las tasas de cada página individualmente, haremos clic en “Comportamiento” > “contenido del sitio” > “todas las paginas”, esto te mostrara un listado de las páginas de tu web con varios datos, entre ellos la tasa de rebote. Algo muy práctico para analizar cuáles son las páginas con más interés para nuestros usuarios.

Cómo reducir la Tasa de Rebote

Una vez has entendido el concepto de Tasa de rebote, surgen las siguientes preguntas; “¿Por qué mi tasa de rebote es tan alta?” y más importante, “¿Cómo reduzco mi tasa de rebote?”

Hay muchas formas de enfocar estas cuestiones, incluyendo algo tan simple como observar cuál es la página o páginas con menores tasas de rebote, e implementar los aspectos por los que consideramos tienen mejores datos en las páginas que están obteniendo tasas más altas.

Mejorar el contenido

Otra de las maneras más simples para reducir la tasa de rebote de una página o incluso de toda la web es mejorando el contenido. Esto tiene lógica, cuanto más interesante sea el contenido y mejor escrito esté, más posibilidades tenemos de cautivar al lector y que siga explorando nuestra web en búsqueda de más contenido de calidad.

Para crear un buen contenido necesitaremos una buena previsión y estrategia si realmente aspiramos a conseguir usuarios de calidad que consuman nuestro contenido.

Legibilidad y comprensión de lectura

El contenido no solo debe de ser interesante o entretenido, un texto legible y que facilite la comprensión de lectura será la clave.

Asegúrate de usar imágenes que envuelvan el texto y lo hagan más atractivo, así como titulares, puntos de numeración y citas. Se trata de encontrar el equilibrio entre contenido y diseño por lo que intenta no complicarlo demasiado para el lector ya que eso también podría despertar rechazo en el usuario.

Meta Descripciones

Las meta-descripciones son información que aparece bajo el título de una web en los resultados de búsqueda de Google. Estas permiten describir de una manera resumida cual es el contenido de esa página por lo que es importante para generar tráfico relevante.

Las Meta Descripciones no clasifican por palabra clave, pero servirán para filtrar tráfico que pueda rebotar, mientras captamos aquellos que tienen más posibilidades de interactuar. Recuerda que la meta descripción solo mostrará un máximo de 150 caracteres (en ocasiones menos), y debería, por lo tanto, ser conciso y muy enfocado en mostrar la información adecuada y realmente relacionada con la página en cuestión.

Esperamos que este post te haya servido para entender un poquito mejor esta métrica tan importante.

Brandominus

Estrategia y creatividad en marketing digital; somos Brandominus.

Ver mis posts

Sígueme:
Twitter

Etiquetas:

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento. Aviso legal y política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies